Columnas

Inicio Columnas Página 3

El páramo y el alarido

Es extraño, pero el alarido, casi consensual, sobre las acciones del gobierno de la República revela a una misma vez la vacuidad del debate público, la crisis de las ciencias sociales, y, desde luego, la falta de entendimiento de la estructura, del esqueleto del Estado mexicano y su relación con los poderes de hecho.

El terremoto y las ventanas

Casi todos estamos de acuerdo en que muchas cosas cambian ahora en México aceleradamente. La mayoría piensa que...

Ciro Murayama y la ciencia del páramo

En el páramo no hay solo luces de artificio historiográfico y literario. Con más seriedad que las fórmulas de dictadura perfecta y...

Agoreros del fin del mundo venidos del pasado

Instalados en la fantasía de sus juicios prefabricados, parecen vivir otro México.

Milagros

De los rasgos del populismo, uno de los más menospreciados es el de la interacción directa con el pueblo, pero es el...

La muerte cambia

En Puente Titla, Iztapalapa, cosa muy extraña porque nuestra calle es un espacio menos público cada vez, se realizó un concurrido desfile...

Llamadas de atención y el mal radical

Hay tres cosas que me llamaron la atención, y quizá pueden ser llamadas compartidas.

Encuestas y antipolítica

Según dijo el lunes pasado el Presidente de la República, las encuestas son el mejor y más democrático método para que un...

Podredumbre

La vileza es la regla de este proceso electoral y, en general, del momento de la vida pública. No sucede solamente aquí,...

La reacción

La pluralidad enaltece la discusión pública, alienta la vigilancia de los diferentes, presenta alternativas reales, fuerza cambios cuando su necesidad se pone en evidencia. Idealmente, la pluralidad política vendría de la fuerza de los partidos, de su función intelectual —o de lo que se llama genéricamente sociedad civil.

Los más vistos