Milenio

Inicio Columnas Milenio Página 11

Normalidad democrática

Me acordé, y esta digresión no lleva a ningún sitio, de la sucesión de 1952. Miguel Alemán era un presidente relativamente joven y apuesto; mujeriego de fama, pulcro en su arreglo. Era, también, un corruptazo. Lo sustituyó en el encargo Adolfo Ruiz Cortines, un viejo de 62 años que desde su toma de posesión quiso diferenciarse de su predecesor, que había hecho de este país, según la revista Life, una fábrica de millonarios, generales y limosneros. Dado que ambos eran priistas, el discurso tuvo que ser moderado. Ahora sí, entro al tema:

La reacción

La pluralidad enaltece la discusión pública, alienta la vigilancia de los diferentes, presenta alternativas reales, fuerza cambios cuando su necesidad se pone en evidencia. Idealmente, la pluralidad política vendría de la fuerza de los partidos, de su función intelectual —o de lo que se llama genéricamente sociedad civil.

El empresariado en la disputa por la nación

La distancia entre interpretaciones es tan grande que parece que estuviéramos viendo procesos completamente ajenos. El ejemplo más reciente es la conformación del consejo asesor empresarial de la entrante Presidencia de la República, integrado por notables miembros de la oligarquía y algunos de sus operadores. Para algunos —en el polo reaccionario— es sumisión, abyección empresarial ante el poder. Para otros, es la capitulación de AMLO frente a la mafia. En realidad es otra cosa, pero hace falta cambiar el lente.

Los más vistos