Milenio

Inicio Columnas Milenio

Ciro Murayama y la ciencia del páramo

En el páramo no hay solo luces de artificio historiográfico y literario. Con más seriedad que las fórmulas de dictadura perfecta y...

De la transformación y su árbol torciéndose

Los partidos políticos son feos, pero su correcta existencia debe procurarse. Quizá no se ha encontrado una mejor forma de organización política en la modernidad, después de superarse los principios de legitimidad y sucesión monárquicos.

El régimen que cae ante nuestros ojos

Entre 1994 y 1996 se terminó de dar forma a las estructuras institucionales que sostendrían el arreglo político de los tres grandes...

Patria de sembradores

Las patrias son todas inventadas, desde luego, pero adquieren realidad en las personas, sus identificaciones y sus identidades. Como es sabido, la representación a veces es fundamental para la existencia de lo representado. Muchas veces, rasgos con los que se construyen los mitos patrios influyen de manera definitiva para la constitución real de las sociedades y su política.

Lo pensé por el 10 de mayo

La capacidad de recordar se ha democratizado como nunca. Hasta hace poco, era extraño que alguien tuviera la capacidad de retener en imágenes y video toda su vida. En las casas de mis compañeros, el registro visual se limitaba a actos concebidos de antemano como memorables: bautizos, primeras comuniones, quince años y graduaciones. Pocos tenían cámaras de fotografía (desechables) y casi nadie de video. Hoy muchas más personas pueden registrar muchas más cosas, triviales o no.

La deuda de la izquierda

Según dijo Friedman anticipando el triunfo del neoliberalismo, los verdaderos cambios ocurren en las crisis, y dependen de las ideas que moran en ese espacio, en ese tiempo.

Diatriba de Córdova y el partido del páramo

La chacalada de Lorenzo Córdova hizo que un partido metapolítico —parasitario del viejo orden del PRI-PAN-PRD— saliera del clóset y con ello mostrara algo de la política real del orden de la transición.

Minatitlán, la mezquindad y el tino

En el reino de la mezquindad, nadie concede. La oposición y los autodenominados contrapesos, más que condolerse de las muertes de la masacre de Minatitlán, de buscar explicaciones, encuentran la forma de cobrar las críticas previas del lopezobradorismo a la guerra, hurgan en los tuits del pasado como desesperados, y se solazan en el charco de sangre, en los cuerpos inertes y sus fotos, con una indignación fingida que no alcanza para ocultar su indolente satisfacción, su “se los dijimos”, “siempre hay un tuit”, como si el andar de la máquina de muerte les diera la razón en algo, los hiciera victoriosos. Actúan como el niño que, acusado con su madre, no ve el momento en que su hermano acusador cometa una falta para devolver el agravio, porque no le importa la falta, sino su venganza.

El empresariado en la disputa por la nación

La distancia entre interpretaciones es tan grande que parece que estuviéramos viendo procesos completamente ajenos. El ejemplo más reciente es la conformación del consejo asesor empresarial de la entrante Presidencia de la República, integrado por notables miembros de la oligarquía y algunos de sus operadores. Para algunos —en el polo reaccionario— es sumisión, abyección empresarial ante el poder. Para otros, es la capitulación de AMLO frente a la mafia. En realidad es otra cosa, pero hace falta cambiar el lente.

El terremoto y las ventanas

Casi todos estamos de acuerdo en que muchas cosas cambian ahora en México aceleradamente. La mayoría piensa que...

Los más vistos