Inicio Comunicados Cuatro consideraciones sobre el apoyo a Mario Delgado y veinte certezas sobre...

Cuatro consideraciones sobre el apoyo a Mario Delgado y veinte certezas sobre Un Pacto Desde Abajo

1813
0

1.Hay tres resultados posibles en la elección. El primero, que parece inaceptable, es que continúe la parálisis de la mano de la misma burocracia que ha mantenido en esa condición al partido. El segundo, que ella misma permanezca al frente, con su inercia de deslealtades, sectarismos, calumnias, y con un personaje al frente que no conoce otra lealtad que no sea a sí mismo o a su ego, que insulta a compañeros y ataca al presidente. Y la tercera opción es que gane Mario Delgado, con las inercias que implica, pero también con el compromiso firmado ya públicamente de llevar a cabo el programa por el partido de la cuarta transformación que Un Pacto Desde Abajo posicionó y defendió en todo el país durante este proceso. No ha habido un acuerdo de cargos, sino de encargos, y he recibido la garantía de parte de Mario Delgado de respetar y asumir nuestro programa, haciendo particular hincapié en cinco puntos. Debo decir, además, que tras nuestra invitación a ambas candidaturas a adoptar el programa que forjamos en el diálogo con militantes, sólo Mario Delgado y su equipo atendieron al llamado. La primera consideración es esa: esta alianza representa un triunfo programático en caso de que gane Delgado.

2. No hay claudicación ni cheque en blanco: hay, muy por el contrario, un programa con puntos clave que han sido largamente explicados, y hay también la invitación a Un Pacto Desde Abajo a formar parte, como equipo, de la toma de decisiones y puesta en marcha de las propuestas de dicho programa. Si nos invitan a la cocina es para ver cómo se preparan las cosas, y desde ahí impulsaremos que Morena se siga construyendo de abajo hacia arriba, desde el territorio, con un estilo político abierto –a diferencia de la cerrazón que ha primado durante dos años–, democrático –a diferencia de las formas burocráticas dominantes durante el mismo tiempo— y popular –en contraste con el cariz elitista del dominio de un pequeño grupo de la Ciudad de México. En consecuencia, la segunda consideración es que se trata de un pacto de vigilancia permanente.

3.Este acuerdo, además, era la única forma de ejercer la influencia que nos hemos ganado a pulso. En política, uno de los principales pecados es no hacer nada con la fuerza conseguida. Y eso es precisamente lo que esperaban quienes respaldan a Muñoz Ledo: que no hiciéramos nada, que nos resignáramos después de que se nos borró alevosamente del proceso, que dejáramos esfumarse la fuerza que hemos construido durante este año, que les apoyáramos indirectamente sin tener que realizar ningún compromiso programático con nosotros. La inmovilidad seguramente habría tenido menos costos, pero también habría implicado nuestra renuncia a hacer avanzar nuestras ideas de cualquier manera. La reacción virulenta de los simpatizantes de Muñoz Ledo indica que se ha tratado de una decisión correcta, con peso en la contienda, que evitar dar gusto a quienes aspiraban a que Un Pacto Desde Abajo fuera un esfuerzo efímero, transitorio, cancelado por un portazo en las narices propinado por tres casas encuestadoras y el instituto nacional electoral. La tercera consideración es, entonces, que es la única forma de conservar la respetabilidad política.

4. Unidad. El presidente de la república ha llamado al cese del pleito, a la unidad, y aquí, en Un Pacto Desde Abajo, se escucha siempre al presidente. Según ha indicado, Morena tiene que ponerse de acuerdo, priorizar lo que nos une y estar a la altura del pueblo. No hay nada que diga mejor unidad que un acuerdo programático tal y como el que hemos logrado entre candidaturas muy distintas.

Certezas

Con el cumplimiento de este acuerdo, o aún sin él, Un Pacto Desde Abajo debe tener claro lo que sigue, no cambiar su forma de hacer política, sino profundizarla.

1. Seguiremos caminando, organizando y dialogando para ampliar nuestra estructura. Sumaremos más compañeras y compañeros de todos los rincones del país y seguiremos fortaleciendo los ideales de la Cuarta Transformación. Mi próxima gira territorial para consolidar a nuestro equipo y al partido empezará el próximo año.

2. La tarea de visitar cada rincón del país será permanente.

3. Un Pacto Desde Abajo ha superado todas las expectativas políticas. Es un movimiento que se ha posicionado y ha logrado poner sobre la mesa una agenda programática diferente a lo que había en Morena hasta el momento.

4. Un Pacto Desde Abajo es una plataforma para empezar a visibilizar nuevos cuadros políticos, que no responden a las cúpulas burocráticas ni a camarillas. Pretendemos potencializar a líderes comunitarios, a gente común que ocupe los espacios que deben corresponder al pueblo en un proceso de transformación. 

5. Comenzaremos a hacer el observatorio de cargos electos de Morena. 

6. Buscaremos personas expertas que puedan identificar necesidades ciudadanas de un determinado espacio y vincularlas para que hagan propuestas y brinden soluciones. 

7. Comenzaremos a hacer el trabajo de programas políticos locales de abajo hacia arriba; a través de los nodos seccionales, identificando problemáticas locales y regionales, pero sobre todo en asambleas por secciones electorales. 

8. Se respaldará a los distintos compañeros que mediante métodos democráticos sean designados como los candidatos de Morena en sus respectivas elecciones.

9. En colaboración con los especialistas de nuestra comunidad académica, pero partiendo del territorio, construiremos en un diálogo nacional el programa que nos permita ir más allá de los 100 puntos de gobierno de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador en el futuro, que no puede tomarnos por sorpresa. 

10. Atendiendo a la formación de cuadros, se organizará un programa de estudios que nos permita realizar foros, conferencias y talleres. Es fundamental brindar un acompañamiento que oriente políticamente los debates de mayor importancia de la actualidad. 

11. Los coordinadores locales serán el principal contacto con los coordinadores territoriales para gestionar actividades políticas territoriales, ya sea en la formación política o en la comunicación.

12. A través de los coordinadores locales, la formación política llegará a diversos puntos del territorio de los estados para preparar a los cuadros que se localicen en cada uno de ellos. 

13. Apoyaremos y acompañaremos a todos los que enfrenten procesos políticos locales. 

14. La fuerza social y territorial que actualmente implica UPDA no se alejará del partido; sobre todo debe vigilar que la 4T se desarrolle correctamente en cada uno de los territorios, cumpliendo con los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo.

15. Cualquier encargo que generemos en la estructura partidista será por añadidura. Nuestro enfoque debe estar primero en servir y ayudar al pueblo. 

16. Se facilitarán todos los espacios políticos para que las compañeras hagan avanzar las luchas que encabezan.

17. Nos corresponde mantener viva la llama de la esperanza en el obradorismo con las actividades integradoras de la comunidad política en todo el país y a ello se abocará nuestra estrategia de comunicación política. 

18. Combatiremos las noticias falsas con estrategias comunicativas, que permitan hacer un radar permanente de noticias falsas y aclaraciones en tiempo real. Se debe contar con un equipo específico para esta tarea. 

19. No nos centraremos sólo en el debate nacional. Identificaremos las problemáticas locales y las agendas de nuestros compañeros para replicar estrategias y retroalimentar con las experiencias de otros sitios del país. 

20. Nos guiarán los principios de no mentir, no robar, no traicionar al pueblo, la opción preferencial por los pobres y la austeridad republicana; nuestra forma de hacer política será abierta, democrática y popular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí